El Mercado Northgate ve más ganancias en el desplazamiento que en la Raza que ayudó a construirlo

Cuando llego a casa del trabajo los viernes, mi madre me pide que la lleve al mercado y ella trae sus bolsas reusables y una lista de cosas que necesita. A mi mamá le gusta más el producto de Northgate que cualquier otra tienda y nos dirigimos al local de Northgate en Main y Cubbon. Desafortunadamente para nosotros, a la familia González no les importa más que su potencial para ganar millones de dólares.

Esta semana, Northgate Markets ha anunciado su propuesta para un desarrollo de lujo en la esquina de 4th y Mortimer. Northgate se asoció con Red Oak Investments para proponer a la ciudad de Santa Ana un desarrollo de uso mixto con “residencias de alta calidad y áreas comerciales de servicio público”. El desarrollo incluiría más de 130 unidades, ninguna de las cuales es una unidad de vivienda accesible. El desarrollo se conectaría con la nueva area en la calle cuatro dando a sus residentes de mayores ingresos acceso completo a la “experiencia” del centro de Santa Ana.

Suena como un desmadre de desplazamiento completo y total.

Lo más interesante de este ataque sin escrúpulos a los residentes de bajos ingresos de Santa Ana es que no proviene de un movimiento liberal blanco que se muda al vecindario o de un desarrollador blanco del condado del sur, sino que proviene de la propia raza.

En nuestra comprensión más común de la gentrificación, entendemos el desplazamiento como un ataque viscoso a nuestra gente por los recién llegados blancos que se trasladan a las comunidades de color de la clase trabajadora. Muchas veces, es la gente adinerada de color que traiciona a la gran mayoría de nosotros; esto es lo que creo que es el caso de Northgate.

Northgate Gonzalez Market ha asumido el negocio de bienes raíces cuando está muy claro que deberían haberse quedado para proporcionar alimentos de calidad a Santanerxs. Lo que para mí es muy claro es que el desarrollo de lujo sigue siendo percibido como un progreso no solo para los capitalistas blancos, sino también para los de color. Lo que con demasiada frecuencia se queda fuera de las conversaciones sobre la gentrificación es que el análisis de clase es esencial.

¿Es mejor la vivienda de lujo cuando la propone una familia Latinx?

No es mejor para nada. De hecho, es desgarrador que una compañía con una larga historia en Santa Ana haya decidido darle la espalda a las familias trabajadoras que la han mantenido activa durante décadas.

¿Qué propongo que hagamos?

En el  2014, los organizadores sindicales llamaron a boicotear las tiendas de abarrotes El Super en California luego de que el presidente, Carlos Smith se rehusara a abordar las preocupaciones de los trabajadores de salarios justos, tiempo de enfermedad adecuado y más de 679 violaciones de las regulaciones de salud ambiental.

De la misma manera, podemos exigir que Northgate Gonzalez Market se mantenga alejado de encabezar la reurbanización de un Santa Ana que ya está atravesando una devastadora crisis de vivienda. Si les damos donde más duele (sus ingresos) podemos presionar a la familia González para que se mantenga fiel a sus valores de comunidad.  

Es nuestro deber como personas comprometidas con la justicia social recordar incluso a nuestra propia gente que el barrio no se vende.

Esta noche, la comunidad se reunirá con Northgate Markets en la reunión de Sunshine Ordinance en Latino Health Access para expresar nuestras opiniones. La reunión comenzará a las 6 p. M. Espero que pueda unirse a nosotros.

David Carbajal Torres es un trabajador de la salud pública y un organizador de la comunidad interesado en la gentrificación y los problemas queer y trans. David ha escrito para We Are Mitú y ha contribuido a muchos otros blogs como The Gran Varones, que enfoca las historias de personas queer, gay, bisexual y trans latinx. Él reside en Santa Ana

Follow David @davidcarbs  @davidcarbs